fbpx
 

Cómo ahorrar en la Declaración de la Renta gracias a tu vivienda

Cómo ahorrar en la Declaración de la Renta gracias a tu vivienda

Cómo ahorrar en la Declaración de la Renta gracias a tu vivienda

Tu vivienda es uno de los mayores tesoros que puedes tener.

Cómo ahorrar en la Declaración de la Renta gracias a tu vivienda

Es tu hogar y el de tu familia y tu refugio en el mundo. En ella plasmas tus gustos en decoración y descansas del ritmo frenético que te acompaña en el mundo exterior. Tu vivienda puede ser también tu centro de trabajo o uno de tus rincones favoritos. Además, constituye una ventaja a la hora de hacer la declaración del IRPF. Y no importa si es una vivienda propia por medio de la adquisición de la misma o alquilada. ¿No lo sabías? Pues aquí te contamos algunas claves de cómo ahorrar en la Declaración de la Renta gracias a tu vivienda.

Vivienda propia o en alquiler, ¿Con cuál puedo deducirme algo en la declaración de la renta?

Seguro que siempre te has preguntado esto ¿verdad? Pues en principio puedes deducirte una cantidad de dinero. Tanto con la vivienda propia como con la vivienda alquilada, pero siempre con especificaciones. ¿Quieres saber cuáles son? Pues sigue leyendo porque aquí te las contamos.

Deducción en la declaración de la renta para propietarios de viviendas  

Si eres propietario de una vivienda debes saber que puedes beneficiarte de varias deducciones por tu vivienda. Aunque como en todo, existe hay una limitación. Y es que solo se aplica a las viviendas adquiridas antes del 1 de enero de 2013.

Así que si eres propietario de una vivienda y la compraste antes de dicha fecha, estas de enhorabuena porque puedes deducir una cantidad de dinero en tu próxima Declaración de la Renta.

Y es que la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, te permite desgravarte hasta un 15% de la cantidad que hayas pagado durante el año pasado para amortizar la compra de la vivienda o bien para la reforma que hayas hecho en ella.

Pero eso sí, hasta un límite de 9.040 euros. Una cantidad nada despreciable ¿verdad?

Ahorrar en la Declaración de la Renta gracias a tu vivienda por venta de vivienda

Por otro lado, existe otro tipo de deducción en la Declaración de la Renta para propietarios de viviendas. En este caso se refiere al beneficio obtenido por la venta de una vivienda que era la residencia habitual.

Así, si has vendido tu vivienda y has obtenido una ganancia patrimonial tendrás que pagar un porcentaje por dicha ganancia. Con las siguientes excepciones:

  1. Que seas mayor de 65 años y hayas vendido tu residencia habitual o hayas invertido lo ganado en una renta vitalicia. Eso sí, en este último caso existe un límite, hasta un máximo de 240.000 euros.
  2. Que hayas invertido lo ganado por la venta de tu vivienda habitual en comprar una nueva vivienda para uso de residencia habitual. Y esto debe hacerse en el plazo de dos años, bien antes o bien después de la venta de la primera vivienda.
  3. O que por el contrario, hayas tenido que entregar tu vivienda a una entidad financiera con motivo de una deuda en concepto de dación en pago. En este caso no tendrías ningún tipo de ganancia monetaria.

Deducción en la declaración de la renta por vivienda alquilada 

En este caso tanto los caseros como los inquilinos pueden optar a deducciones a la hora de realizar la Declaración del IRPF. ¿Es este tu caso? Pues entonces atento a los siguientes beneficios fiscales para tu próxima Declaración de la Renta de 2019.

Deducción para caseros que alquilan una vivienda con uso como residencia

La deducción para un propietario que alquile su vivienda a un inquilino puede ser de hasta un 60%. Pero debe de cumplir dos condiciones. La primera es que los ingresos deben provenir de un alquiler destinado a vivienda. Es decir, que si alquilas un local comercial o un piso destinado a despacho no podrás beneficiarte de estas deducciones fiscales.

Y por otro lado, que estos ingresos deben declararse ante la Agencia Tributaria por medio del formulario correspondiente.

Para calcular estos ingresos se tendrán en cuenta las mensualidades obtenidas en concepto de alquiler, menos los gastos que suponga el mantenimiento de la vivienda arrendada (gastos de comunidad, facturas de suministros, impuestos, etc.)

Al resultado final será al que se le aplique el 60% y solo tendrás que ingresar el 40% de los beneficios en Hacienda.

Deducción para propietarios que alquilan un inmueble como vivienda turística  

En el caso de los propietarios que hayan decidido alquilar su inmueble con una finalidad turística también podrán deducirse algunas cantidades en la Declaración de la Renta.

Este es un caso muy especial que aún se está legislando en algunas comunidades autónomas por lo que te recomendamos que te guíes por las especificaciones de cada una y estés al tanto de las últimas reformas que puedan llevarse a cabo.

Pero en general, las deducciones fiscales que se pueden hacer los propietarios de este tipo de viviendas atañen a los gastos de mantenimiento, reparación, suministros de agua, luz, primas de seguros de hogar, gastos de comunidad, etc.

Para ello, por supuesto, el propietario de estas viviendas con finalidad turística, deberá declarar los ingresos. Y esto, por medio del formulario correspondiente en la Agencia Tributaria.

Deducción para arrendatarios de viviendas          

Por su parte los arrendatarios también pueden beneficiarse de deducciones en su Declaración de la Renta. Pero como siempre, también tienen que cumplirse unos requisitos. En este caso dos requisitos esenciales.

El primero requisito consiste en que el contrato de alquiler sea de fecha anterior a 2015. Si es posterior, no existe una posible deducción fiscal. Y el segundo requisito, es que la base imponible del total de ingresos que obtiene el inquilino haya sido inferior a 24.020 euros en el último ejercicio.

Si se cumplen los dos requisitos, entonces el arrendatario puede obtener una deducción por vivienda del 10,05%. A este porcentaje, hay algunas comunidades autónomas que suman otros beneficios fiscales. Así que nunca está de más consultar las posibles especialidades de cada una de las comunidades que forman el tejido nacional.

Ahora que ya conoces todo esto, esperamos que puedas hacer uso de esta información en tu próxima Declaración de la Renta. Y te esperamos en nuestro blog en el que seguiremos contándote más información interesante del sector inmobiliario.

Comparte en redes sociales....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies