21 Jan Cómo no asustar a los posibles compradores de tu vivienda

compradores de tu viviendaVender una vivienda es todo un arte. Y no depende solo de la calidad y del aspecto del inmueble. Pues aunque éste sea espectacular, hay ocasiones en las que las ventas se resisten y muchas veces no sabemos por qué. Si este es tu caso y ya no sabes cómo vender tu vivienda. Sigue leyendo porque nosotros te damos algunas claves de cómo no asustar a los posibles compradores de tu vivienda. ¿Te interesa? Pues toma nota y aplica nuestros consejos en tu venta.

Errores típicos al enseñar una casa          

Hay miles de errores que sin darnos cuenta podemos estar cometiendo al vender nuestra casa. Pequeños fallos que pueden arruinar una venta que parecía segura. O que incluso hace que los posibles compradores ni siquiera llamen para interesarse por la vivienda. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • No contar con un fotógrafo profesional 

Como ya sabemos, la mayoría de las cosas “entran por los ojos”. Y las viviendas no iban a ser menos. Podemos tener la casa más bonita del mundo, con un jardín de ensueño o unas vistas de infarto. Pero si intentamos venderla utilizando unas fotografías de mala calidad, el posible comprador que esté buscando una vivienda de las características que tiene la nuestra, ni se fijará en ella.

Por ello, es importante contar con un fotógrafo profesional que capte la esencia de la propiedad en venta y que sepa potenciarla.

 

  • No ofrecer un trato personalizado

Los compradores que se interesan por una vivienda quieren sentirse cuidados. Pues están eligiendo un lugar en el que vivir o que pasará a formar parte de sus vidas de alguna forma (como inversión, para dejar de herencia, como segunda vivienda…).

Y comprar una vivienda es un paso muy importante. Por ello, todo posible comprador que visite el inmueble en venta se merece un trato personalizado.

  • No cuidar el aspecto del inmueble 

Se venda amueblado, sin amueblar, reformado o por reformar, la vivienda que enseñes debe tener la mejor presencia posible. Por ello, es importante que esté limpia, sin trastos viejos por medio. Pues solo de esta manera el posible comprador podrá hacerse una idea de los espacios con los que cuenta la misma. Así como de las posibilidades que le ofrece esa vivienda para dar rienda suelta a su espíritu de decorador o de interiorista.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *