06 Aug Guía para vender antes una vivienda

Son muchas las razones que pueden llevarnos a tener que vender un inmueble, pero en el momento en que hemos tomado la decisión, es una operación que queremos llevar a cabo lo antes posible para evitar tener que seguir pagando gastos del inmueble y conseguir la liquidez que vamos buscando.

Sin embargo, hay muchos aspectos que influyen a la hora de conseguir una venta rápida, para ello, en Remax Welcome hemos preparado una serie de pautas que pueden servirte de guía para poder vender antes una vivienda.

1.Ponerle precio a tu vivienda

Uno de los primeros pasos que tiene que hacer un vendedor es ponerle precio a su vivienda. Este es uno de los aspectos que resulta más complicado, sobre todo si carecemos de los conocimientos y la experiencia necesaria en el mercado inmobiliario, ya que un precio demasiado alto supondrá que no haya demasiado interés por nuestro inmueble y uno demasiado bajo, creará desconfianza en los posibles compradores. Hay muchos aspectos que influyen en la valoración de un inmueble, como las características propias de la vivienda, la ubicación, el estado en el que se encuentra el inmueble o la oferta y la demanda en el momento en que queramos vender, por eso, es conveniente consultar con algún experto inmobiliario para que nos ayude a acertar con el precio y nos facilite la venta.

  1. Adecuar el inmueble para el reportaje y para la venta

Uno de los factores que más influye a la hora de vender un inmueble es la impresión que da esa vivienda a los futuros compradores, por eso, tendrás que adecuar mínimamente el inmueble para realizar un reportaje fotográfico con fotos atractivas, y por supuesto , para posteriormente enseñarlo a las visitas.

Hay algunos aspectos básicos que deberías tener en cuenta, como dar una nueva capa de pintura, hacer una limpieza en profundidad, arreglar cualquier desperfecto y decorarla lo más neutra y despersonalizada posible. Si cuentas con un buen presupuesto, quizás merece la pena acudir a una empresa de Home Staging para darle un valor añadido a tu mueble y conseguir llegar a un mayor número de posibles compradores incrementando las posibilidades de venta.

  1. Recopilar toda la documentación necesaria

Otra de las cosas más importantes que influyen en la venta de un inmueble es poder contar con toda la documentación necesaria para que, desde el momento en que encontremos un comprador, podamos efectuar la compraventa sin ningún problema. Para ello, vamos a necesitar entre otros: nuestro DNI en vigor y el título de propiedad o escritura de compraventa, tendremos que aportar el certificado de eficiencia energética, todos los documentos que acrediten que estamos al corriente con los pagos (recibo del IBI, certificado de la Comunidad de Propietarios, últimos recibos de los suministros de la vivienda), el certificado de deuda cero si la vivienda ya está pagada o el certificado de deuda pendiente si aún tiene hipoteca.

  1. Dar publicidad nuestro inmueble

Una vez que hemos hecho todos los pasos anteriores, es el momento de crear el anuncio para nuestro inmueble. Es muy importante redactar de una forma llamativa destacando los puntos fuertes de la vivienda y de la ubicación, incluyendo el máximo de información que podamos. Hay que acompañar esta descripción con fotografías de calidad e incluso plantearnos la idea de realizar un tour virtual para darle un valor añadido a nuestro inmueble y conseguir que llegue a un mayor número de personas. Luego incluiremos el anuncio en los portales inmobiliarios más importantes y a partir de este momento, tendremos que estar disponibles para atender las llamadas y las visitas de los potenciales compradores.

  1. Conocer los gastos asociados a la venta

Si no queremos llevarnos sorpresas de última hora, dentro de los pasos que tenemos que dar para vender nuestra vivienda tenemos que informarnos bien de cuáles son los gastos asociados a la transacción, ya que vamos a tener que tener en cuenta los gastos de notaría, los de la cancelación de la hipoteca y la cancelación de registro y los impuestos asociados a la venta que son la plusvalía municipal y el IRPF. Si contamos con la ayuda de una agencia inmobiliaria tendremos que incluir los honorarios de la agencia, pero habremos contado con asesoramiento profesional desde el principio y habremos conseguido una venta en el menor espacio de tiempo.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *