14 Feb La mejor manera de hacer una mudanza


Después de mucho pensar has conseguido encontrar el hogar ideal. Es un momento muy especial, en el que todos alguna vez hemos soñado. Por eso mismo es muy importante disfrutar de todo el proceso que eso conlleva. Desde el día que se empieza a buscar, la mudanza, hasta el que ya estamos instalados.


Por en medio siempre aparece una mudanza, un arduo momento el cual se nos puede hacer cuesta arriba. Empezar a hacer limpieza, hacer cajas, mover muebles etc. Vamos un verdadero engorro. Pero ¿Quién te iba a decir que podrías disfrutar también de este proceso? Nosotros queremos darte las claves para conseguir la mejor manera de hacer una mudanza. Y es que al final le verás la parte positiva.

Aspectos positivos de hacer una mudanza


Puede parecer mentira pero sí. Todo tiene su lado bueno, y las mudanzas también. Ya que es un momento de deshacerse de todo lo que ni sabíamos que teníamos, y recuperar aquello que ni nos acordábamos tener. Por todo esto, te demostraremos que tiene su parte buena.


Limpieza a fondo: Es una de las mejores maneras de conseguir realizar una limpieza en profundidad. Cuando se lleva tiempo viviendo en una casa, se acumulan muchas cosas. Así que es momento de guardar lo que realmente nos importa y deshacernos de todo aquello que no necesitamos.


Optimización de espacio: Seguramente, una de las partes que vayas a conseguir con el cambio será un mayor espacio. Sin embargo, nunca está de más optimizar el espacio. Es decir, conseguir un mayor espacio y ordenarlo de manera que puedas añadir cosas en cualquier momento.


Renovación de la decoración: Puede que estés pensando en darle un giro al estilo de tu decoración. Pues es el momento adecuado para deshacerse de aquello que no nos interesa y conseguir un nuevo aspecto. No es necesario que cambies todo el mobiliario, simplemente los detalles. Desde cojines, mantas, alguna lámpara distinta e incluso algún cuadro diferente también.


Donar artículos que no quieres: Una de las mayores realizaciones que tienen muchas personas cuando comienzan a ordenar y simplificar sus hogares es que tienen más cosas no deseadas de las que se habían dado cuenta. No tiene sentido mover cajas de tu antigua casa a tu nueva casa si simplemente no se van a utilizar durante meses.


Tips para conseguir una mudanza fácil y agradable


Empieza a embalar con anticipación


Asegúrate de mantenerte organizado cuando comiences a empacar tu casa asegurándote de obtener todo el material de empaque necesario por adelantado. Esto incluye cajas de varios tamaños, cinta adhesiva, etiquetas adhesivas, marcadores de colores y plástico de burbujas.

Cuenta con profesionales para que te den una mano con la mudanza


A menos que tengas la suerte de tener un amigo muy agradable que tenga una camioneta vacía, probablemente necesitarás contratar a un profesional para que te ayude a mudarte de casa. Las personas a menudo subestiman la cantidad de artículos que tienen en su casa, y los expertos no solo pueden ayudarte a levantar los muebles pesados, sino también brindarte consejos y hacer que las cosas se muevan de manera más eficiente y efectiva. Si lo prefieres, puedes solicitar a las empresas de mudanza que te ayuden con todo, desde el embalaje hasta el montaje.


Elige el medio de transporte adecuado para la mudanza


Si te mueves a una distancia corta, es posible que puedas salirte con la tuya usando una camioneta pequeña y haciendo más de un viaje. Sin embargo, es más fácil para todos si puedes administrar tu mudanza en el menor número de viajes posible. Teniendo esto en cuenta, será útil asegurarse de tener la camioneta del tamaño correcto para guardar todas tus pertenencias de manera segura.


Los profesionales de mudanzas sabrán el tamaño de una camioneta que deben usar, o incluso si necesitan varias camionetas.


Embala una bolsa de “esenciales”


Asegúrate de tener una bolsa de viaje con todos tus elementos personales esenciales. Incluso si te estás mudando al lado Debes tener una bolsa con todos los artículos que necesitarás para estar listo para funcionar al día siguiente (o las próximas semanas si no logras desempacar todas esas cajas).


Es útil tener una muda nueva de ropa, artículos de tocador esenciales, cargadores de teléfono y bocadillos (¡e incluso papel higiénico!) En una mochila o caja de plástico transparente para que pueda acceder fácilmente a ellos cuando su nuevo hogar esté lleno de cajas de mudanza.


Acuérdate de notificar tu nueva ubicación a tus contactos más importantes


Haz una lista de los servicios públicos y las empresas de tu hogar nuevo y actual que deben ser notificados de la fecha de tu mudanza. Obtener una cita para la instalación de Internet a menudo puede llevar semanas, si no meses.


Detalla con los profesionales los muebles a trasladar


Solicitar material de embalaje, como cajas y cinta adhesiva, es una cosa, pero cuando llegue a los artículos grandes y pesados, es importante compartir la mayor cantidad de información sobre sus necesidades de mudanza con tus transportistas.


En primer lugar, debes informar a tus transportistas si tienes artículos con sobrepeso. Por ejemplo, un piano, una mesa de billar y, si hay alguna restricción de acceso, como un pequeño ascensor, solo para caminar o un camino de entrada angosto. Ellos se adaptarán a tus necesidades y planificarán en consecuencia, incluso, si es necesario, el uso de motores adicionales, equipo pesado o herramientas para desmontar sus artículos. Es útil que la empresa de mudanzas conozca todos los detalles menores para poder mover todo de manera eficiente el día de la mudanza.

Trata con cariño a aquellos que te están ayudando

Ya sean trabajadores de la mudanza contratados o amigos y familiares, asegúrate de tener algunos bocadillos y bebidas disponibles para todos. ¡En un día caluroso de verano, tu tripulación apreciará una bebida fría más de lo que pueda imaginar!

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *