01 Mar Por qué vale la pena trabajar en el sector inmobiliario

trabajar en el sector inmobiliarioCon la recuperación del mercado inmobiliario desde 2018, se recupera una opción profesional que, debido a la crisis, había sido descartada por muchas personas: trabajar en el sector inmobiliario.

Efectivamente, esta profesión vuelve a estar demandada y, para trabajar en ello, en principio no es necesario tener ningún título, más allá del necesario si tu trabajo va a ser como administrativo.

En el caso de las personas que se dediquen a la venta, tampoco es necesaria ninguna titulación.

Trabajar en el sector inmobiliario, un sector en auge,

Como decimos, desde el año 2018 el sector se está recuperando y cada año manifiesta ligeras subidas que garantizan un mercado laboral en donde muchos pueden encontrar su futuro.

Además, se trata de subidas progresivas, lo cual garantiza una cierta estabilidad laboral.

También hay que tener en cuenta que al ser un sector en crecimiento, también ofrece numerosas salidas profesionales. No solamente nos referimos a los Agentes Inmobiliarios y los departamentos que se encaminan a la venta, sino también administrativos entre otros.

Y es que, como otros muchos sectores económicos, el sector inmobiliario ha sufrido una enorme revolución con la llegada de Internet. Ahora se necesitan profesionales del marketing digital que ayuden a posicionar y dar visibilidad a las webs de agencias inmobiliarias. Ofrecer unas imágenes que ayuden a la venta y que todos ello alcance la máxima visibilidad.

Por otro lado, los bienes raíces se están convirtiendo en una nueva fórmula de inversión. Se está produciendo un cambio cultural a nivel de educación financiera de las personas en general y eso implica una doble variante: por un lado la inversora y, por el otro, la asesora.

El papel del sector inmobiliario en el nuevo paradigma

Con un Estado con serias dificultades para abonar las pensiones de los jubilados ya en la actualidad y con el sistema de pensiones en serio peligro para el futuro, muchos ciudadanos están mirando hacia el mercado inmobiliario como una buena manera de invertir en futuro. Eso hace que el mercado inmobiliario tenga el futuro asegurado.

Mucha gente, sobre todo de perfiles muy jóvenes, entienden la compra de una vivienda o de un local comercial como una inversión de futuro que puede, incluso, pagar el importe de un préstamo hipotecario mediante el pago de un alquiler.

Esa inversión, en el futuro puede generar unos buenos recursos, una vez se acabe de financiar.

Repercusiones positivas en el sector

Esta nueva visión de la economía de las personas repercute, lógicamente, en el sector y hace que el trabajo en una agencia inmobiliaria pueda ser un trabajo con muchas perspectivas de futuro.

Por un lado, este movimiento inversor estabiliza, tanto la compra – venta, como el alquiler, pues, al estar siempre en movimiento genera los recursos necesarios para que el sector siempre esté en movimiento.

También genera nuevas tendencias en el mismo trabajo de las inmobiliarias. Una vivienda o un local comercial ya no se observa como una inversión puramente de posesión, sino como un mercado de valores en donde invertir, por lo que es necesaria la formación del personal en otros campos (además del ya mencionado del marketing digital). Entre ellos: la asesoría económica, capaz de brindar consejo sobre la revalorización potencial de un inmueble en el futuro y los beneficios de esta revalorización.

Un buen trabajo a todos los niveles

Si contemplamos la inversión inmobiliaria desde este punto de vista, nos damos cuenta que el sector tiene un horizonte muy positivo. Ello repercute de manera directa en las plantillas de las agencias: se necesita personal no tan encaminado a la venta, sino al asesoramiento.

Así, a valores tan intrínsecos de los trabajadores del sector como la pro acción, la productividad o a la negociación, se tienen que añadir estos aspectos de asesoría que proyecta esta nueva tendencia social (cada vez más extendida, por cierto).

Por otro lado, si hemos hablado de que la población más joven (normalmente se trata de gente de 30 a 40 años) está encaminándose al mercado inmobiliario como valor de futuro, también hay que contemplar el progresivo envejecimiento de la población como otro punto que hace, del sector inmobiliario, un buen lugar en donde trabajar.

Y es que se está produciendo un envejecimiento de los actuales propietarios, que en muchas ocasiones realizan ventas con usufructo, un nuevo producto del mercado inmobiliario que también está generando recursos y por ello estabilidad. Es lógico que se busquen fórmulas

para conciliar las necesidades de los nuevos compradores con las de los posibles vendedores.

Además, la entrada de aplicaciones de economía compartida así como las encaminadas a los alquileres vacacionales, también están generando flujos de compra en determinados lugares. Estos, son susceptibles de ser destinos vacacionales, de manera que se invierte para obtener beneficios a través de estas plataformas.

Un sector moderno y actualizado

Por todos estos motivos, vemos que el sector ha sufrido una gran revolución. Los años de crisis deben servirnos a todos para reinventarnos y el sector inmobiliario no ha sido ajeno a esta ley.

Pero, además, toda esta reinvención exige a nuevos y jóvenes profesionales que sepan entender todos estos cambios.

Y son muchos los profesionales que están mirando hacia el sector inmobiliario como un buen lugar en donde evolucionar de manera laboral, con muy buenas perspectivas de estabilidad y también de unas nóminas en crecimiento.

Oferta de empleo en constante crecimiento

Finalmente, apuntamos una serie de tendencias que ya se están convirtiendo en reales. El crecimiento del sector inmobiliario es evidente. España se está convirtiendo también en destino de muchos inversores internacionales.

Es evidente que, ante esta nueva demanda, también crece la oferta de empleo, pero, además, se incorporan nuevos perfiles técnicos y de gestión, tanto en las áreas habituales, como en otras (asesoría o marketing). Se prevé que los salarios sigan en la progresión de crecimiento del 12% o más que ya se apuntaba en el período 2017-18.

El mercado inmobiliario vuelve a mirar hacia los jóvenes y su talento para generar nuevas ideas y formas de ver las cosas. Es el momento de aprovecharlo.

0 thoughts on “Por qué vale la pena trabajar en el sector inmobiliario

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *