09 Jan Pros y contras de vivir en el centro o a las afueras


Si bien es cierto desde hace muchos años vivir en el centro de la ciudad ha sido siempre todo un privilegio. Conseguir tenerlo todo cerca, desde colegios, trabajo, supermercados etc. Era una de las metas que tenían muchos de los seres humanos. También se tenia que tener en cuenta el precio desorbitado que todo eso conllevaba. Así que si se conseguía tener esta oportunidad, era señal de que las cosas te iban bien.


Después de la pandemia del Covid-19 han cambiado por completo las reglas del juego. De hecho, ha sido algo bastante radical. El hecho de que el teletrabajo haya aumentado y en muchas empresas aparecido desde cero ha sido una de las claves. Además también del encierro durante meses. Muchas de las personas que antes preferían vivir en el centro, han encontrado la solución a todos sus problemas a las afueras.


Por eso mismo hemos creído conveniente escribir este post sobre los pros y contras de vivir en el centro o a las afueras. Así podrás conocer aquellos tips básicos de cada una de las opciones. Y de ahora en adelante podrás plantearte cualquiera de las dos.


Pros de vivir en el centro


Menos necesidad de transporte en el centro


Cuando la decisión es quedarse en el centro una de las mayores ventajas es la de poder ir andando a todas partes. Poder conseguir no depender de nada que pueda retrasarte en tus horarios es una verdadera bendición. O en cualquier caso usar el transporte público, que te ahorrará tiempo y dinero.


Mayor cantidad de servicios al abasto


Es muy cómodo tener algún tipo de necesidad como por ejemplo, algo de comer, y tener un supermercado a la vuelta de la esquina. Porque cuando tenemos que coger el coche y ya desplazarnos un poco más lejos puede ser algo cansino.

Planes por todas partes en el centro


Sin duda alguna, una de las mayores ventajas es poder tener planes cerca por todas partes. Desde bares musicales para disfrutar con amigos, hasta restaurantes, museos y cualquier plan. Poder salir de casa sin tener que coger coche y poder disfrutar de unas buenas tapas y una caña después de un día de trabajo.

Oportunidades laborales


Muchas de las mejores ofertas de trabajo te llevarán al centro de la ciudad, por lo que si vives cerca de el ya es una ventaja en desplazamiento y accesibilidad a las mismas.


Contras de vivir en el centro


Hay mucho más ruido y poca tranquilidad en el centro


La concentración de vehículos hace que las viviendas tengan mucho más ruido. Durante todo el día y por la noche. Obviamente puede paliarse parcialmente con unas buenas ventanas aislantes.

Entorno más difícil para disfrutar con niños


Al haber tanta circulación, calles estrechas, acumulación de gente etc. Todo ello conlleva a que los niños no puedan correr, disfrutar de zonas verdes y parques. De hecho no podrán salir a la calle a jugar con sus amigos hasta que tengan una cierta edad, la cual ya no jugarán tanto.

Dificultad de mayores espacios en el centro


A parte de que el precio de los metros cuadrados, aun a pesar de la bajada de precios sigue siendo más elevada. Tener un espacio abierto como un jardín, terraza o balcón es bastante más complicado si está ubicado en el centro de la ciudad. Los espacios abiertos se han convertido en una verdadera prioridad después de pasar por la situación que hemos vivido.

Estrés


La calidad de vida es algo menor en cuanto a tranquilidad y serenidad. Con el tiempo muchos se han ido dando cuenta de la importancia de sentirse bien en casa. Con espacios algo mayores, y algo apartados de todo. Ya que si sigues en el centro nunca sales de esa rueda de trabajo, rutina y estrés.


Pros de vivir a las afueras


Precios bastante más bajos


Aunque ahora mismo, y después de la pandemia, la demanda de las viviendas a las afueras ha aumentado, los precios siguen estando muy asequibles. De hecho los metros, calidad de vida y precio están más que compensados. Obviamente puede variar en función de la localidad que elijas, pero aunque sea una muy buena zona podrás comprobar las elevadas diferencias.

Aumento de metros cuadrados


Otra de las ventajas de poder vivir en las afueras, es que podrás encontrar viviendas mucho más grandes, espaciosas y a precios muy competitivos. Nos permite obtener mucha más versatilidad e invitar a amigos a disfrutar del entorno. Además de poder conseguir habitaciones agradables y espacios únicos.

Mayor calidad de vida


Nos proporciona tranquilidad y un mayor confort. Además ahora, con el teletrabajo el tema de la ubicación se nos ha pasado un poco a segundo plano. Es importante el poder obtener espacios que nos reconforten y nos hagan sentir bien dentro de casa.

Espacios abiertos


El poder tener un espacio abierto donde disfrutar en casa es un lujo que te puedes permitir a las afueras. Un pequeño jardín o una terraza en la cual te montes un chile out como es debido. Tomar un café, respirar, hacer actividades al aire libre etc. Y sobre todo tener un soplo de aire fresco sin salir de casa apenas.

Contras de vivir a las afueras

Más tiempo de transporte


Si vivimos a las afueras de Madrid pero necesitamos desplazarnos al centro para trabajar o hacer alguna gestión tendremos que dedicar más tiempo a los viajes. Tanto si es en transporte público como en vehículo deberemos añadir más minutos y paciencia.

Servicios algo apartados


Cuando nos referimos a servicios, es a lo comúnmente conocido desde supermercados hasta quioscos, o tiendas. Como hemos comentado anteriormente es una de las desventajas. Ya que si tenemos alguna necesidad seguramente tendremos que coger el coche, o bicicleta o cualquier vehículo que nos acerque.

Finalmente, esperamos que te sirva todos estos consejos. Ya que pueden ser aquellos tips básicos que consigan que finalmente te decidas por una opción u otra. Lo más importante en estos casos es priorizar.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *