11 Apr Cómo tener acceso a una vivienda en Madrid

El mercado inmobiliario de Madrid, tanto en cuanto a viviendas, como de locales industriales, comerciales y de oficinas, está en permanente crecimiento. Esto hace que muchas personas se pregunten de qué manera pueden acceder a una vivienda en Madrid.

El hecho es que, por lo que a la vivienda se refiere, la demanda crece y ello hace que los precios suban. En este sentido, se busca la manera de poder acceder a una vivienda, sin que ello suponga un precio o un coste muy alto.

Cómo se estructura el mercado

A la hora de acceder a una vivienda, tanto de compra como de alquiler, el mercado se estructura en dos tipos de calificaciones de las viviendas, básicamente libre y protegida. En la primera, el precio se rige por el precio normal del mercado y, en principio, las únicas limitaciones que tienen los que quieren acceder a ella es el disponer del dinero para poder comprarla o poderlo financiar.

El segundo tipo de vivienda es la conocida como protegida o de protección oficial. Este tipo está regulado por una serie de condiciones que se deben cumplir para poder optar al alquiler o la compra: ingresos de la unidad familiar, número de personas que la integran, etc. En Madrid, estas viviendas tienen una superficie máxima de 150 metros cuadrados y también su uso, precio y calidad están establecidos reglamentariamente por la Consejería competente en materia de vivienda.

Condiciones de la vivienda protegida en Madrid

Actualmente existen dos tipos de viviendas protegidas, según al Decreto al cual se amparan, que también son dos: las viviendas que se amparan al decreto 74/2009 y las que se amparan al decreto 11/2005. Ambos decretos marcan las características de estas viviendas y de las personas que pueden acceder a ellas, la vigencia de la protección (que, en función de si es de compra o arrendamiento es de 15 años y si es de alquiler con opción a compra es de 10 años) y otras obligaciones que se tienen que cumplir para acceder a ellas.

Estas obligaciones por parte de las personas o familias que quieren acceder a la vivienda protegida son bastante claras. La primera, que la vivienda deberá ser destinada a domicilio habitual y permanente, cuando la vivienda no esté desocupada más de tres meses seguidos. Se debe ocupar en el plazo máximo de un año desde su entrega y se pueden realizar obras y/o reformas previa autorización de la autoridad competente en materia de vivienda.

Cómo acceder a una vivienda protegida

Hasta hace muy poco, entidades destinadas a la gestión de este tipo de viviendas, como por ejemplo la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) llevaban a cabo convocatorias de adjudicación, en donde los interesados presentaban su solicitud y presentaban la documentación que acreditaba que reunían los requisitos para acceder a esas viviendas, centradas en el alquiler.

Pero ha habido un cambio del reglamento que regula esta entidad y ello permite flexibilizar y agilizar la adjudicación en régimen de alquiler de sus inmuebles. Este cambio de reglamento está en el período de presentación de alegaciones. Transcurrido ese período, volverá al Ayuntamiento para ser aprobado definitivamente siguiendo los trámites oportunos.

Este cambio de reglamentación va a permitir a la Comisión Permanente de Adjudicación asignar viviendas que en cada momento estén disponibles, sin que sea necesaria la presentación de una oferta o convocatoria de adjudicación. Esto hace que los plazos para acceder a este tipo de viviendas se acorten de una manera importante y el sistema de adjudicación es mucho más rápido y ágil. Con la entrada en vigor del nuevo reglamento, el plazo para que los solicitantes completen los requisitos de documentación en sus solicitudes de inscripción será de 10 días.

Los requisitos económicos para el alquiler

Hemos hablado de una serie de requisitos a cumplir que desarrollamos en este punto. En primer lugar, comentar que existen dos tipos de viviendas protegidas destinadas al alquiler y que cada una de ellas tiene unos requisitos económicos diferentes para el solicitante: de precio básico y de precio limitado.

Para poder acceder a una vivienda de alquiler de precio básico, el solicitante debe ser mayor de edad o menor emancipado y no estar incapacitado para obligarse contractualmente. Los ingresos familiares no pueden superar 5.5 veces el IPREM. Ninguno de los miembros de la unidad familiar puede ser titular de pleno dominio o de un derecho real sobre el uso o disfrute de otra vivienda, excepto un porcentaje no superior al 50% en una vivienda heredada o no tenga adjudicado el uso de una vivienda como residencia familiar por sentencia de separación o divorcio.

Las condiciones para la vivienda protegida de precio limitado son las mismas que las de precio básico, con la excepción de que los ingresos familiares máximo no pueden superar 7,5 veces el IPREM.

Qué es el IPREM

Llegados a este punto, lo más probable es que el lector quiera saber cómo se calcula el IPREM.

Se trata del llamado Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, utilizado para la concesión de ayudas, subvenciones o el subsidio de desempleo. En la web existen diferentes herramientas para calcularlo.

Es muy importante hacer todos estos cálculos antes de hacer la solicitud, puesto que es requisito indispensable. En el caso de superar esos ingresos, no quedará otra opción que acudir al mercado libre.

Opciones en el mercado libre

Y será en el mercado libre en donde tendremos que decidir si alquilamos o compramos.

Actualmente en Madrid, al igual que en otras grandes ciudades españolas, el precio del alquiler tiene un precio medio bastante alto. Precisamente, en la ciudad y en la comunidad se han puesto en marcha una serie de proyectos de nueva construcción destinados al alquiler, tanto libre como de protección oficial.

A la espera de que estas políticas cuajen y los alquileres empiecen a bajar, tal vez, en el caso de no poder cumplir los requisitos para acceder al alquiler de vivienda protegida, pueda interesarnos más la compra de una vivienda.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *